Descripción del proyecto


REFORMA DE LA IGLESIA DE LA SAGRADA FAMILIA DE MENDEBALDEA, EN PAMPLONA.

Uno de los proyectos donde cobran más importancia los símbolos es el de una iglesia.  En este caso, la reforma suponía un cambio drástico de la distribución. Se pasó de una planta que, aunque irregular, tenía componente rectangular, a una planta semicircular en torno al altar, convertido en el centro de atención  desde todos los puntos de la iglesia. Este semicírculo se enfatiza tanto en suelos como en techos, resolviéndose en los espacios laterales  las estancias como la zona de despachos, confesonarios , zona acristalada para niños e instalaciones.
El altar, concebido como mesa, pero también como ara, se eleva sobre tres peldaños, y sobre él se abre una cúpula de alabastro, que permita la entrada de luz natural tamizada.  Junto al altar la escultura de María embarazada y José, la Sagrada Familia. Y detrás en un retablo apaisado a los lados del altar, las familias que han hecho posible la historia de la salvación. Ambas obras del escultor Mikel Okiñena.

La arquitectura es el arte de levantar y decorar los edificios, de modo que su aspecto contribuya a la salud, a la fuerza y al placer del espíritu.
(John Ruskin, crítico de arte)

La entrada principal a la iglesia se produce desde un patio abierto existente a modo de atrio y se accede de forma directa hasta el altar.

La puerta de entrada queda camuflada dentro de un “retablo” creado a base de líneas ortogonales que van componiendo rectángulos de diferentes formas, tamaños y honduras, salpicado de puntos de alabastro que deja el paso tamizado de la luz… todo ello a modo de una abstracción geométrica que, según Piet Mondrian , constituye la supuesta “retícula cósmica”