Descripción del proyecto

VIVIENDA EN IRATXETA. EDUARDO y ESTHER

El arquitecto debe ser artista, sociólogo, y constructor a la vez. La profesión de arquitectura es tan compleja que un buen profesional debe ofrecer estos servicios en aras de lograr un buen proyecto. El arquitecto debe ser artista, porque la arquitectura debe ser concebida como una obra de arte al servicio de los ciudadanos. El arquitecto es sociólogo a la vez. Porque estudia al ser humano, su forma de habitar, sus necesidades, y sólo después de una profunda reflexión da respuesta al programa planteado. El proyecto es el resultado final de un profundo análisis de la sociedad. Es ese valor social de la arquitectura el que me atrae. Por otra parte los arquitectos somos también constructores. Diseñamos la construcción de los edificios y creamos ciudades, y todo para la sociedad en la que vivimos.